Idioma: TEL/FAX: 964 53 23 56


Definición. La discapacidad Orgánica. Una Discapacidad que no se ve.

Las personas con discapacidad orgánica tienen que convivir con grandes obstáculos, que si bien no son barreras arquitectónicas, sí son muros que generan grandes diferencias, limitaciones y situaciones de marginación respecto a aquellas que no las sufren.
La discapacidad orgánica no siempre suele ser detectada a simple vista. Todos podemos llegar a padecer una enfermedad crónica que vaya degenerando no solo nuestra situación física, sino también nuestros recursos económicos y sociales por lo que implica de difultad o inhabilitación para algunas o muchas actividades cotidianas.
En la discapacidad orgánica son los órganos internos los que están dañados, por eso muchas veces se asocia a enfermedades que no son perceptibles. La fibrosis quística, la hemofilia, la hepatitis, la diabetes, enfermedad de Crohn, el VIH, y las cardiopatías congénitas son sólo algunas de las dolencias que pueden derivar en una discpacidad orgánica.
La dicapacidad orgánica es una discapacidad que no se ve, que no se admite, que no se valora en el entorno familiar, social y laboral. Está circunstancia afecta directamente al día a día de las personas que la padecen. Compatibilizar la vida cotidiana y laboral con una enferdad crónica es casi imposible, si no existe comprensión en el entorno directo e indirecto.
Estas personas para mantener estable su enfermedad necesitan someterse a tratamientos severos y rigurosos en un largo proceso de médicos, hospitales e intervenciones durante el resto de su vida.





Sol·licitem el seu permís per a obtindre dades estadístiques de la seua navegació en esta web, en compliment del Reial Decret-Lley 13/2012. Si continua navegant considerem que accepta l'ús de cookies. OK | Més informació